Namasté,

te doy la bienvenida a este blog de Isatri Yoga Studio.  Un lugar para disfrutar de la vida a través de la meta-visión, donde el yoga y la experiencia de rishis, gurús, y maestros experienciados, nos conducen hacia Nosotros Mismos y nuestra Plenitud «Poornaham».

Por ello, quisiera comenzar con un bello texto de Swami Sivananda, (mi bisabuelo espiritual).  Un hombre-divino que vino a traer Luz y Servicio a todos los seres.  Para el, servir era: «la expresión del amor» y como Director de un hospital local en India así lo hizo, ayudando a los pobres como médico sin coste alguno, y además les enviaba de vuelta a sus casas con dinero para reponer el jornal perdido.  Como decía un maravilloso y bello alumno que tuve y que nos dejo en Enero/20 (Toño) «Lo único importante es el amor».

Felicidades Swami, Felicidades Toño, para vosotros la Vida Eterna, el Universo Entero, la Dicha Infinita.

Y después de esta entrada, vamos con la energía, sabiduría y palabras de Swami Sivananda.

LA LLAMA DEL NOMBRE DIVINO

¡Que dulce es el nombre divino! como un bálsamo,

los nombres de Hari, Rama, Krishna y Shiva elevan y relajan.

Sólo se puede acceder a este gozo por experiencia,

está más allá del intelecto ilimitado 

y sus experiencia fútiles.

El nombre tiene un poder misterioso y una shakti  (energía, poder)  inescrutable.

Es la semilla del árbol de la espiritualidad y

destruye toda impureza mental,

dejando en su lugar una paz suprema,

un gozo eterno y

el conocimiento infinito.

Es la fuente de toda alegría.

La divinidad y su nombre son inseparables, son idénticos.

Él mora donde se canta su nombre, 

se percibe en la atmósfera,

que queda impregnada de paz y alegría.

Su nombre lleva el mensaje del amor

y libera al ser de aflicciones y esclavitud;

no conoce ninguna barrera ni hace distinciones.

El nombre y el nami (aquel al que se conoce por ese nombre)

son inseparables, son Uno.

 

DHAU SHANTIH ANTARIKSHAM SHANTIH

PRITHVEE SHANTIH AAPAH SAHANTIH

AUSHADHAYAH SHATIH VANASPATHAYAH SHANTIH

PURUSHA SHANTIH BRAMA SHANTIH

SARVAM SHANTIH SHANTIREVA SHANTIH

SHANTIH ME ASTA SHANTIH.

OM SHANTIH SHANTIH SHANTIH.

Paz en el Cielo, Paz en el Espacio, Paz en la Tierra, Paz en las Aguas, Paz para las Hierbas, Paz para las Plantas y Árboles,       Paz al Morador Interno, Paz al Creador, Paz para Todos, Paz sólo Paz, Él es Paz y me dará Paz.                                                               Om Shantih, Shantih, Shantih.